• Grey Vimeo Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

CONTROVERSIA SOBRE LA VAQUITA

El sitio Alto Golfo de California - Reserva de la Biosfera del Delta del Rio Colorado alberga uno de los esfuerzos de conservación enfocados en una sola especie mas intensivos existentes en todo el hemisferio Sur. En 2008, el gobierno mexicano con el apoyo de diversas fundaciones estadounidenses y grupos conservacionistas internacionales, iniciaron el Programa PACE-Vaquita para prevenir la extinción de la marsopa elusivo Phocoena sinus, conocido por su nombre común "Vaquita Marina". Este Programa utiliza incentivos económicos de grande escala, desde la compra directa y permanente de permisos de pesca con la transición hacia actividades "verdes" tales como ecoturismo; la prohibición de las redes altamente eficientes y selectivas para la captura de camarón; la veda total de toda actividad pesquera a cambio de compensación financiera para la pesca local de pequeña escala; y incrementos en la vigilancia e intervención militar.

LA PESCA TRADICIONAL

 Históricamente la región del Alto Golfo ha sido un territorio marino altamente productivo y la  actividad pesquera la fuente mas importante de sustento para sus poblaciones mestizas e indígenas. La dependencia de la pesca durante varias generaciones se traduce en una tradición de medios de vida que ha dado como resultado el desarrollo de conocimientos empíricos muy específicos sobre el comportamiento y el ciclo de vida de una gran variedad de especies comerciales y no comerciales y sobre las condiciones ambientales locales. Este conocimiento has sido transmitido  de generación en generación.

 

En el Alto Golfo, la pesca ribereña (pesca artesanal o en pequeña escala) es la principal fuente de sobrevivencia de aproximadamente 10,000 familias en las comunidades de Santa Clara, San Felipe, y Puerto Peñasco.  Esta cifra incluye tanto a los pescadores como a otros sectores que participan en actividades económicas relacionadas, tales como el procesamiento y mercadeo del pescado. A pesar de la falta de agua del río Colorado, todavía existen áreas de reproducción para una variedad de especies comerciales, incluyendo camarón, corvina, chano y sierra. Las embarcaciones pequeñas, llamadas pangas, son propulsadas por motores fuera de borda y equipadas con redes de enmalle de nylon llamadas chinchorros de línea. Las redes se colocan como cortinas en el agua y los pescadores esperan hasta detectar ciertos movimientos que señalan que han capturado la especie deseada. Debido a que el tamaño, grosor y las medidas de la malla varían de acuerdo a la especie que se busca, éstas son consideradas artes de pesca altamente eficientes, donde raramente se capturan especies no buscadas y donde especimenes de tamaño mas pequeño que el deseado, logran soltarse de la red facilmente.

REPRESAMIENTO DEL RÍO COLORADO

El río Colorado es uno de los ríos màs explotados, sedimentados y litigados de todo el mundo. Durante  siglos, sus aguas fluían desde las montañas rocallosas de Colorado en Estados Unidos hasta el Delta del río Colorado para luego desembocar en el extremo norte del Golfo de California. Hoy en día, el delta ha disminuido a un 10% de su extensión original, y más del 99% de las aguas que históricamente llegaban al Golfo han sido desviadas para actividades  agrícolas  así como también para surtir a las ciudades vecinales de los Estados Unidos y México.
 
La alta demanda del agua del río para usos urbanos y agropecuarios, alteró  permanentemente la ecología del rio. Mientras que la "ley del río" proporciona igualdad de oportunidad tanto para usos agropecuarios como urbanos, el “agua para la naturaleza" no ha sido históricamente reconocida. Esto signifca que no hay flujo de agua designado ni para el  ecosistema del delta que contiene áreas ribereñas importantes para las aves migratorias, ni para los estuarios y lagunas costeras que sirven como áreas de cría tanto para las especies marinas de pesca comercial como para las especies en peligro de extinción.  La vulnerabilidad de los ecosistemas y de los medios de vida humana de la región se ha visto exacerbada por el cambio climático, incluyendo  largos periodos de sequía y temperaturas cada vez mas altas. 
La falta de agua dulce en el Alto Golfo de California significa que las lagunas costeras del delta, antiguamente salobres, ahora se encuentren hipersalinas, con impactos adversos en la vida marina. Aunque el impacto de estos cambios todavía no se entienden bien, algunos ecologistas argumentan que ha sido un factor clave en la pérdida de la biodiversidad en el Alto Golfo, lo que representa un riesgo mucho mas alto para la sobrevivencia de la vaquita, que la propia mortandad incidental que pueda causar la actividad pesquera.

LA CONSERVACION ENFOCADA EN UNA SOLA ESPECIE

En lugar de considerar la preservación de los ecosistemas a gran escala, los programas de conservación de una sola especie se enfocan en salvar especies carismáticas individuales ubicadas en contextos naturales de uso múltiple altamente complejos y fluidos. La vaquita, cuya población pasó de un estimado de 30 individuos en 2017 a, según el Marine Mammal Center , menos de 12 en 2019, es considerada como el pequeño cetáceo más  en peligro de extinción del mundo  y se cree que habita en un  territorio oceánico de tan solo 2,200 kilómetros cuadrados en el Alto Golfo de California, en donde el río Colorado desemboca en el mar. Se cree que  históricamente su población ha ocurrido históricamente a bajas  densidades (probablemente menos de 5,000 individuos), y lo poco que se conoce de su autecologia sugiere que es una especie con alta posibilidad de extinción debido a su baja tasa de reproducción.
 
A diferencia de un enfoque más ecosistemático para la conservación de la biodiversidad, el objetivo de este método de conservación enfocado solo en la vaquita, nace de una sensación de crisis relacionada a una extinción de la especie, especialmente tras la declaración de la extinción del delfín del Rio Yangtze. Las características de la especie (susceptible a la extinción, una distribución geográfica muy limitada y de baja densidad) en combinación con cambios ambientales significativos y las condiciones socioeconómicas de la región señalan que es probable que se mantenga en peligro de extinción a largo plazo. 

IMPACTOS SOCIALES DE LA VEDA PESQUERA

SEGURIDAD ALIMENTARIA

El esfuerzo mas radical en pro de la conservación de la vaquita comenzó en 2015 cuando el gobierno mexicano declaró  una veda pesquera total por dos años en el Alto Golfo. A cambio, los pescadores recibirían una compensación monetaria equivalente al promedio de la pérdida de ingresos de la pesca. Desde un principio, la veda supone que la disminución de la población de la vaquita es una consecuencia directa de su captura incidental en cualquier tipo de rede de enmalle. Para junio 2019, la veda aun no se había levantado y, desde un principio, las compensaciones económicas han sido insuficientes e inciertas. Esto genera una gran preocupación en cuanto a seguridad alimenticia y un aumento en los niveles de pobreza. El pescado y el camarón constituyen el pilar de una rica tradición local de preparación y consumo de alimentos basada en una dieta alta en proteínas que ya no está disponible como resultado directo de los esfuerzos de conservación de la vaquita. El camarón de baja calidad procedente de otras partes del Golfo de California no es asequible para la mayoría de los habitantes locales, y sin la captura diaria de peces y camarón que los pescadores llevan tradicionalmente a sus hogares después de cada viaje de pesca, las familias se encuentran consumiendo carne costosa de vez en cuando, y complementando con alimentosprocesados con alto contenido de carbohidratratos y bajos en proteína comprados en los supermercados locales.  Aunque no se han llevado a cabo estudios sistemáticos sobre el impacto de estos cambios en la dieta, existe una grant preocupación por el aumento de la obesidad y la diabetes.

LA PESCA ILEGAL

A pesar de una moratoria de pesca que ya lleva cuatro años, y al menos cinco millones de dolares  gastados en la conservación de la vaquita, la tasa anual del descenso de la población de la vaquita, según los conservacionistas, es de un 50%, con un estimado en el 2018 de 30 individuos restantes. Para los conservacionistas  esta rápida reducción se debe a la pesca ilegal de la totoaba (Totoaba macdonaldi), un pez grande y endémico de las regiones norte y central del Golfo,  puesta en la lista estadounidense de especies en peligro de extinción en 1979. Altamente perseguido por su “vejiga  natatoria” o buche, órgano considerado un manjar  por los compradores chinos. La totoaba, sin embargo, ha logrado resistir la sobreexplotación, los cambios en el hábitat, y la pesca furtiva.

 

La pesca Ilegal de totoaba despegó en 2013 cuando los adultos de la especie empezaron a recuperarse y se reanudó un lucrativo comercio con compradores chinos, quienes ofrecian hasta $5,000 USD por el kilo de buche de totaoaba.

Debido a que  la totoaba es un poco mas grande que la vaquita, la captura incidental de vaquitas en redes de enmalle totoaberas, diseñadas para atrapar individuos de 360 libras y dos metros de largo, se considera particularmente  letal por los grupos conservacionistas. Mientras que los conservacionistas ven a los pescadores locales como los depredadores de la vaquita, éstos niegan estar involucrados en el mercado negro que además conlleva un riesgo significativo.  Sin embargo, es en este contexto de incertidumbre social y económica producida por la conservación, que los mercados ilegales se convierten en una opción viable a pesar de los peligros intrínsecos.  

 

Muchos a nivel local argumentan que el cierre de todas las pesquerías comerciales en el Alto Golfo ha aumentado sustancialmente la rentabilidad de la pesca ilegal de productos lucrativos, tales como la vejiga  natatoria de la totoaba. Esto propicia que elementos criminales se establezcan en el ecosistema y lleven a cabo actividades ilícitas de una manera mucho mas violenta y destructiva. En este contexto, se ha postulado  que que las organizaciones de narcotrafico pueden estar involucradas en la captura y tráfico de especies protegidas. Esto no solo lleva las actividades de contrabando y trafico de especies a nuevos niveles, sino que puede posicionar los esfuerzos de conservación como aliados involuntarios de fuerzas poderosas que, a través de la corrupción y la coerción, pueden estar contribuyendo a la desaparición de la vaquita.